Xana Fonseca, su historia

 

xana 3

Esta es la historia de Xana Fonseca, la cual procede de una familia acaudalada de Mozambique, su abuelo, Rodrigues Junior, escritor Los militares, en 1976, expropian todas las propiedades de la familia, y persiguen a la madre de Xana, Graciete, con intención de eliminarla.

Al enterarse de las intenciones del Gobierno Mozambiqueño, la familia Fonseca emprende la huida, capitaneados por la madre, Xana y Joao, consiguen burlar la vigilancia de los militares, y pasan la frontera a Sudáfrica.

Atrás quedan el padre ( separado de la madre, 6 años atrás ), y los otros hermanos, Teresa, Ibon, Luis.

 

Una familia unida, la cual vivía en el mismo edificio, es desgarrada, sus miembros empiezan una diáspora que aún hoy continúa.

xana 7

En Pretoria pasan 5 meses, hasta que el Gobierno Sudafricano les exhorta a abandonar e País, y dirigirse a uno de habla portuguesa, estos países son Brasil, o Portugal. La madre decide volar a Lisboa junto con sus dos retoños. Al año del exilio forzoso, su padre se entera de lo ocurrido, y vuela a Lisboa junto a sus otros tres hijos, Luis, Ibon, y Teresa. Se produce una breve reunificación.

Todo este edificio pertenecía a la familia Rodrigues.

La familia Fonseca subsiste con lo que puede, parte con el dinero que la madre logra sacar de Mozambique, y parte con una pequeña subvención para comida y ropa que recibe del Gobierno Portugués. Su comedor, el comedor social.

 

Rodrigues Junior

Xana cuenta ya 10 años, Luis y Joao hacen la mili, y Ibón se traslada con Xana a Castellobranco, donde ejerce de hermano mayor. En esta localidad, los Fonseca consiguen alimento gracias a los huesos que les daban los carniceros de la ciudad, y alguna otra pieza a punto de caducar.

Teresa, Graciete, y Luis permanecen en la casa del padre de Lisboa. Xana , tras pasar 8 años en Castellobranco, decide conocer a la pareja de su padre en Lisboa, y esta le invita, sin saberlo su padre, a abandonar el domicilio familiar, con un poco de comida y cuatro perras, el padre desconoce lo que sucede.

Este es el momento más duro en la vida de Xana, lejos de sus hermanos y madre, y rechazada por la pareja de su padre, se siente sola, abandonada, y no encuentra sentido a su vida por ninguna parte. El color que predomina, el negro.

Este es el abuelo de Xana , Rodrigues Junior .

xana 4

Xana ya en 1990, empieza a trabajar y a jugar balonmano en el Pabellón de Deportes de Cascais, durante 3 años. Donde sirve de sustento a Ibón y su marido, su madre y sus hermanos. Aparece Teresa, y alquilan una casa para las dos. Teresa conoce a un Español, y se casa con él. Xana, vuelve a vivir sola. Ibón se separa y Luis acaba la mili, ambos se van a vivir con Xana, la cual se erige en el bastión familiar.

Su estancia en Cascais, no resulta en absoluto fácil, y amigos del trabajo de Xana le ayudan dándole comida que sobraba del mercado. Este periplo, va llegando a su fín, Xana enferma del oído y viaja a España, donde trabaja como interna durante 4 años. Entonces su hermana Teresa conoce que la empresa de vigilancia del Club de Golf de Zuasti, necesita un vigilante, y ahí está nuestra Xana, ingresa en el puesto y lo desempeña durante 3 años.

 

Siempre he pensado que las cosas me iban a salir bien Xana

Tras un periodo en la vigilancia, asciende al cargo de responsable de limpieza y vigilancia del citado Club, cargo que propia nuestro encuentro hace ahora casi 10 años. En ese tiempo, desconocía su historia, desconocía su valor, sus ganas y su fuerza interior. Sólo conocía su faceta profesional, la cual desempeñaba con unos niveles de esfuerzo poco común, la cara de Xana llena de polvo siempre, arreglándolo todo, y siempre dispuesta a escucharte, son recuerdos que siempre tendré de Xana.

Xana lo ha pasado mal sí, pero a unos niveles muy superiores a los que cualquiera de nosotros ha sufrido. su oxígeno, sus raíces, su fuerza, lo son su familia. Ella dota de sentido, ella representa su bastión, su palanca para el éxito.

Su hermana Teresa, ha sido la persona más importante en la vida de Xana.

¿ Y qué hace Xana hoy ? A parte de desempeñar el cargo antes citado, está estudiando junto con unos socios, introducir productos en Mozambique, productos que en su País de origen no existen. Quiere hacer de puente entre productos navarros y españoles con Mozambique.

Desde que conozco su historia, me siento más unido a ella, me ha impactado conocer una historia que me la contó, después de 10 años.

¿ Qué anima a Xana? ¿ Qué tiene Xana que hace que no se rinda y siga luchando? La respuesta sólo tiene una palabra

Optitud

Todas las anónimas personas que nos cruzamos por la calle, tienen una historia que contarnos, más o menos impactante y desgarradora, pero historias que al fin y al cabo merecen la pena ser escuchadas.

Un abrazo.

Compartir:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+

Feb, 18, 2014

0

SHARE THIS