Modelo Optitud ( Vitamina 3 ) – Momentos

 

 

 

 

“la vida son momentos  ” , frase pronunciada por mi gran amigo Alberto Lusarreta. Frase llena de sentido y fuerza. Nuestra vida está compuesta por momentos inolvidables. Algunos surgen espontáneamente, y otros los provocamos de manera consciente.

 

 

La vida es eso que sucede mientras haces planes “ John Lennon

 Nuestro cerebro está constantemente desviando nuestra atención del momento presente. Nuestros pensamientos nos secuestran y nos proyectan a estados temporales que no existen, bien nos mandan al pasado, o bien al futuro. El presente, que es lo que existe, lo desperdiciamos.

Con esto nos privamos de una fuente de bienestar muy potente, que es el saboreo de emociones positivas  que tantos beneficios tienen en nuestro organismo, relaciones, familia, e incluso a nivel profesional.

No valoramos lo que tenemos, y pensamos que podremos repetir ese instante cuando queramos,  pero ese momento se desvanece y nunca vuelve el mismo.  Damos mucha importancia a todo lo que tiene que ver con nuestra parcela profesional, esos momentos profesionales lo son todo para nosotros. Mandamos correos y los marcamos como “ prioritarios  “. Y cuando mandamos correos a un amigo ¿ Los marcamos como “prioritarios” ? ¿ Qué momentos priman en nuestra vida? ¿ Con qué frecuencia fabricamos momentos inolvidables?

Los momentos los puedes provocar, pero ya que ese maridaje perfecto, de emociones propias y ajenas, de aprecio sincero, de escucha genuina, de risas incontenibles y de carcajadas sonoras, esos momentos son irrepetibles, nunca volverán, recurrimos entonces al condicional ” Y si hubiera estado mientas estaba…  ”

De momentos brillantes, en un caldo de cultivo concreto, salen las grandes ideas que mueven nuestra vida, que mueven el mundo. Esos momentos los recordamos con una nitidez asombrosa, mucho más que cualquier otro momento “regular”. En esos momentos, estuvimos ” presentes en el presente  “.

! Cuántas veces decimos que cuando no planificamos algo, cuando menos esperamos de un momento, más lleno de sorpresas positivas nos depara!

Cuando te sumerges en el presente,  y dejas de preocuparte por ese cliente capullo, esa cena de mañana, o ese Máster que quiero hacer, entonces y solo entonces, aprecias tu tiempo y respetas y valoras el de las personas que te rodean. Lo contrario, es fusilar tu presente y fusilar tus relaciones. Todos pasamos por ausencias, pero es muy importante ser consciente de ello y ponerle remedio, ya que nadie quiere rodearse de personas que no saben disfrutar de esos momenticos , y que no están debido a que  ” otros asuntos” de mayor importancia y relevancia que estar con nosotros, requieren su atención. ! Cuidado con esto amigos! y ! Cuidado con estos ladrones de tiempo, ladrones de vida “

A todos nos sucede, solo las personas que nos conocen bien se dan cuenta de nuestra evasión, clavan su mirada en nuestros ojos, de ahí penetran a través del nervio óptico en el pensamiento más imbricado que tengamos, esas personas lo saben, saben que no estamos. Entonces clausuran el momento de forma unilateral por mucho que nosotros insistamos en reconducir la situación, es demasiado tarde.

Luego hay otras personas que no presentan ningún disimulo cuando se ” van “, miran a otra parte, consultan su móvil de última generación o incluso se ponen a mandar whatsapps delante tuya. Estas dos últimas tipologías de “evadidos ” son las que peor me sientan, y no suelo ser muy tolerante. Tarjeta amarilla, y a la segunda roja directa y 6 partidos de suspensión ( smile ). 

Hay un tipo de meditación que es la centrada en el momento presente, en la que te concentras en la llamada “respiración diafragmática “, llenas de oxígeno tu cerebro, y es entonces cuando ves venir ( dicen los expertos ) como a cámara lenta pensamientos o emociones aflictivas que te intentan desviar del momento presente. Cuando este sucede, volvemos a empezar desde el principio.

Conseguirlo es muy complicado, y sólo los lamas tibetanos más avanzados lo consiguen con una maestría difícil de alcanzar. El mindfulness , que es la adaptación de la meditación budista a occidente, está consiguiendo cada vez más adeptos.  Jon Kabat-Zinn es su máximo exponente.

Con estos momentos presentes, no quiero decir que no tengamos que planificar nuestro futuro, pero para todo hay un momento, incluso para disfrutar.

Espero que esta vitamina 3 la ingieras con frecuencia, de manera espontánea y de manera provocada.

  ” Nosotros somos a las estrellas, lo que los momentos son a la felicidad “ I.L.
 ” La felicidad es una sucesión discontinua de momentos felices “ I.L.

” Hay que hacer de cada momento un recuerdo imperecedero “ Jean Gastaldi 


Antes de dejarles con este trozo de película, Carolina González ( @Elislotedecaro ) ha publicado una frase de la película “ El curioso caso de Benjamin Button

” La vida no se mide en minutos, se mide en momentos “ 

Un abrazo fuerte.

 

Compartir:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+

SHARE THIS