Mitos urbanos

 

unicornio_by_seni_ines-d4wmyky

El otro día encendí la televisión y en una cadena nacional, la entrevistadora parecía querer convencer a los entrevistados sobre la dureza de sus reincorporaciones al trabajo después de las vacaciones. Y lo hacía con expresiones como esta :

Ya se ha acabado lo bueno, ahora toca volver a la rutina, al duro trabajo, ¿verdad?Entrevistadora

 

 

Foto : seni-ines.deviantart.com

 

A continuación sucedía un reportaje sobre todos los inconvenientes que supone volver al trabajo, atascos, niños, calor, rutina, estrés, ansiedad, mal humor,etcétera.

Parece como si desde los medios, incluso desde la misma sociedad, tuvierán como objetivo amargarnos la vuelta. Este mito es

” Las vacaciones son buenas, trabajar es malo”

 

Me viene a la memoria este post , 6 innovaciones en “RRHH , que escribí hace tiempo, y en el que hablaba de los tipos de trabajadores que existen según reputados psicólogos sociales.

Tenemos estos y otros muchos mitos más enraizados tan profundamente, que forman parte ya de nuestras creencias más inamovibles, ni las cuestionamos, esos pensamientos irracionales nos condicionan y nos hacen infelices de manera sostenida.

Algunos de estos mitos ya los comenté en  “Los 10 mitos sobre la felicidad”  y en  “6 Mitos de las vacaciones “.

¿Qué pasa, no existen personas a las que no les cause ninguna preocupación o malestar volver a trabajar? !!Debe ser eso!!, ya que esas personas NUNCA salen en los medios, !NO EXISTEN!.

A todo el mundo nos gusta abandonarnos a las cervezas, chopitos, y chanquetitos, mientras una suave brisa acaricia nuestras mejillas, y abre nuestra mejor sonrisa la cual nos conecta con los demás ( !qué poético estoy Dios mio!) (smile), pero está demostrado mediante varios experimentos, los más importantes llevados a cabo por Mihalyi Csikzentmihaly en sus llamados MME ( Método de muestreos de la experiencia), que donde mayor número de experiencias óptimas encuentra el ser humano es en aquellas situaciones en las que se ponen en juego sus habilidades.

Esos estados de “Flow” se logran mayormente en el trabajo. Mihalyi diferencia entre el “ocio hueco”  típico de actividades pasivas como ver la televisión, ir al cine, y tumbarse en el sofá a leer el “Hola”, y el “ocio activo” derivado de la aplicación de nuestras habilidades para superar un reto.

 

El disfrute obtenido en las actividades Flow es muy superior y dura más tiempo, que el obtenido a través del ocio pasivoI.L.

A través del disfrute, a través de la consecución de objetivos en el trabajo y en la vida, el ser humano dota de sentido a su vida, y por el camino construye su autoestima. Encontrar un sentido al trabajo es fundamental, disfrutar de lo que haces es vital, florecer o langidecer, crecer o amargarse ,esa es tu elección.

Rafael Santandreu, psicólogo que me encanta, lo define como “Terribilitis“, alimentamos este término continuamente, vivimos siempre en un “hay”, tendemos a magnificar lo terrible y a minimizar lo positivo, hasta tal punto, que hablar ya de positividad enciende las alarmas a algunos, para ellos es mejor hablar de “terribilitis”, y los medios no ayudan en absoluto, ahora bien, viendo el compromiso por la calidad de algunos, mejor no encender la tele, ni móviles, y comunicarnos por silbidos como lo hacen en La Gomera, o por señales de humo.

A los hechos me remito, y así lo expresé en este artículo ” Abundancia y rapidez” es la época de la historia del ser humano, en la que menos conversamos y más sólos estamos. También lo podéis leer en este fabuloso artículo de El País

frase-los_mitos_que_se_creen_tienden_a_convertirse_en_realidad_-george_orwell

Nos agarramos a mitos y a nuestros móviles, los consultamos más que veces preguntamos a los demás cómo están. Nos hemos entregado a lo espúreo, a lo virtual , tener micro momentos es muy complicado. Las redes sociales, a menudo nos vuelven asociales.

Parece ser que los etiquetados empezaron los con los famosos “Hagstag” de twitter, pero el ser humano ya empezó a etiquetar en el cuaternario. Etiquetados que eran vitales para nuestra supervivencia.

mitos cortos

 

Si alimentamos mitos, estos tomarán el controlI.L.

 

 

 

Deshacer etiquetas es muy difícil, llevamos muchos años con ellas, nos da pena desprendernos de nuestros andamiajes mentales.

Algunas etiquetas son veraces, por ejemplo el clásico gilipoyas del colegio, lo vuelves a ver 30 años después ( sí, voy teniendo una edad..), y no sólo sigue siendo el mismo ababol de entonces, sino que ahora encima se ha convertido en el mega-ababol, te cuenta sus éxitos, era un blandengue y ahora te mira por encima del hombro desde su vigoréxica posición conseguida a través de horas robadas al cultivo del intelecto. Estas etiquetas no cambian, !!empeoran!!.

Los mitos, no dejan de ser etiquetados en forma de frases cortas que hacemos en nuestro día a día. Revisemos todos ellos, no vaya a ser que demos por sentado cosas que no las hemos analizado previamente, que “compremos” supuestos de los demás sin haber estudiado previamente sus características y precio pagado.

Así como los antiguos pobladores de la tierra veneraban a “n” dioses, los humanos del Siglo XXI veneramos a “n” mitos, puedo llenar 500 palabras más con mitos de todo tipo y condición, el resultado de seguirlos, es como confiar en el “dios del Sol” Ra para que no nos quememos en verano, el resultado es fatal, seguir mitos infundados, alimentar dichos mitos y no cuestionarlos, nos convierte en hombres primitivos, dóciles ovejas que dicen “amén” a cada tontería que nos venden en la “caja tonta”. ! Cómo echo en falta, programas como “La Clave“, ” El mundo por montera“, ” La bola de cristal“, “Torneo“.. Ahora los únicos debates que existen son los del estado de la nación, los políticos, y la bazofia que prefiero no nombrar.

Mitos sobre la alimentación, el trabajo, la pareja, los hijos, las vacaciones, los amigos, el sentido de la vida, etcétera, son algunos muy extendidos. La sobre-información da paso a su pariente cercano, la “infoxificación“, ambas producen mitos, como churros fabrica el churrero de las fiestas del pueblo.

Al hacer un zumo, bébetelo enseguida, sino se te irán las vitaminas en 10 minutosMito

¿ Cuántos mitos conoces que no he nombrado? ¿Te sirven? de lo contrario, ¿Por qué los sigues?

Un abrazo amigo y hasta la próxima.

Compartir:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+

SHARE THIS