Mi Directivo ideal

directivo

Recojo el testigo que @juanpsanchez me lanzó hace unos días. Sin más dilación enumero, según mi criterio claro, cuales son las características que debe tener todo buen Directivo.

Empezaremos con la primera:

  • Conocer y desarrollar el talento del grupo a su cargo; en innumerables ocasiones los directivos se enfrascan en la urgencia de los resultados, obviando cuales son las herramientas que tienen a su alcance, desconociendo el potencial que atesoran sus colaboradores. La asignación de los trabajos se realiza de manera unilateral,sin consenso alguno con el trabajador, y en ocasiones desperdiciando talento. Heredará así la buena o mala manera de hacer las cosas. La inercia es muy fuerte, y cambiar hábitos, abandonando los malos y adquiriendo nuevos y buenos, resulta demasiado lento en ocasiones, y muy superior a los 21 días.
  • El Directivo  debe tener un estilo directivo , según mi amiga Edita Olaizola (@Editaola) , “líquido“, en el que en lugar de atemorizar , y dirigir desde la dureza, la imposición y la ausencia total de inteligencia emocional, es decir con un estilo directivo “pétreo“, nuestro directivo ideal, deberá conectar con la motivación más profunda de nuestro trabajador, deberá sacar lo mejor de él , incluso desde la distancia. Es nuestro líder que inspira, que hace que los trabajadores den el 200% de sus posibilidades. El grupo funciona como una máquina perfectamente engrasada. Aquí hay una frase letal que muchos Directivos siguen a raja tabla. Os dejo este sensacional post de Edita Compromiso=3R  

Ya somos mayorcitos!!, se viene meado y cagado de casa!!

El ser adulto , para estos Directivos, lleva aparejado la conversión en una persona con nula gestión emocional propia y ajena. Nos “mineralizamos” y entramos a formar parte de la cantera inerte que adorna montañas de feldespatos y cuarzopiritas. Cuando les preguntas ¿ Por qué actúan así? responden que a ellos siempre les han educado así. Eluden cualquier responsabilidad de sus actos, e incluso no saben ni quieren aprender algo de inteligencia emocional, son cosas sin importancia, eso creen ellos claro.

 

  • Debe contribuir a generar un clima organizacional positivo; premiar en público a los trabajadores que se lo merezcan, y reprender en privado desde el tacto, empatía, tono, y respeto. En multitud de empresas, ocurre justo al revés. Aquí   tenéis por qué debéis considerar crear este clima en vuestra empresa.
  • La comunicación se debe potenciarla en general, y la positiva en particular, no sólo la negativa. Cuando la comunicación preponderante es negativa, se mina la autoestima del grupo, irrumpe el miedo , se daña seriamente el optimismo en el futuro, eclipsando posibles soluciones, se bloquea el pensamiento racional, y en definitiva  se crean equipos de bajo rendimiento ( Ver B.Fredickson y M.Losada ). Y como seres humanos que establecemos relaciones humanas en la empresa , ver también a J.Gottman.
  • También deberá fomentar el trabajo en equipo de los miembros de su departamento, y si funciona, extenderlo al resto de la organización. Los miembros que se ayudan entre ellos, multiplican los resultados del grupo.
  • A su vez, los Directivos, entre ellos y con todos los miembros de su equipo, deberá fomentar estrategias que desarrollen el “orgullo de pertenencia“.
  • Debe articular mecanismos que aumenten la cohesión del grupo, compartiendo las buenas prácticas en grupos intra-empresa creados al efecto, tales como “Whatts app ” y “Facebook” por ejemplo. Compartirlas al instante y sugerir mejoras emponderan al grupo, contagian e impulsan a la acción a todos.
  • Nuestro Directivo, defenderá a su equipo de cualquier injerencia, comentario, o agresión verbal que reciban sus colaboradores, estando o no estando presentes ellos, por parte de cualquier persona ajena a la empresa. El , y sólo él, responderá y opinará del buen o mal funcionamiento de un miembro de su equipo. La estructura jerárquica diseñada por la empresa, deberá ser respetada por proveedores,clientes y Dirección General.
  • Contribuirá a la constante formación tanto técnica como actitudinal de su equipo. Aumentar el optimismo y la positividad de su grupo, se traducirá en mayores resultados, menor rotación, mayor cooperación, menores bajas por estrés, menor impacto del síndrome “Burn Out”, etc.
  • Nunca se pondrá como ejemplo del buen hacer, y evitará abusar de  ejemplos de buen desempeño de personas ajenas a la empresa, y sí buscar esos mismos ejemplos, que seguro los hay, entre miembros de su propia empresa. Esto mina la autoestima del grupo, se sienten minusvalorados, y les resta fuerza.

 

1372183742reuver resultados

 

Si no eres capaz de “regar” el espíritu de tus colaboradores, no esperes que nadie lo haga

Podría seguir, ya que son muchas las cualidades que debería tener nuestro directivo ideal. La buena noticia, es que esa es la tendencia en los RRHH del Siglo XXI, cada vez son más los foros y personas que están implementando habilidades blandas en las empresas.

 

 

Cada vez son más las publicaciones desde Harvard Business Review, Gallup, etc, que reflejan los resultados de aplicar estas habilidades, y cuales con los resultados de no aplicarlas.

Cada vez son más los organismos que se preocupan por tratar al ser humano, como lo que es, un ser humano, y no como una máquina. Congresos, Fundaciones, Head Hunters, Empresas, Consultorias , todos han puesto el foco en lo positivo, en lo qu funciona, porque en el mundo de la empresa, hay que ser pragmático, es decir  hay que aplicar lo que funciona y sale más rentable, y esto no es otra cosa que aprovechar que la empresa sea una organización saludable, una organización sostenible.

Para acabar, te dejo 6 innovaciones en RRHH .

Un abrazo y hasta la próxima.

Compartir:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+

SHARE THIS