HumanizaX tus ventas

nuriaAlba16

 

Aquí estamos de nuevo Núria ( @nurialbap ) y yo para hablar de las transacciones que realizamos con nuestros clientes, ¿Son sólo comerciales?  ¿ Qué recuerdan de nosotros tras nuestra visita? ¿ A nuestro producto? ¿ A una mezcla de nuestro producto y de nosotros? ¿ O sólo nos recuerdan a nosotros y la experiencia placentera que hemos vivido ambos?.

Si no somos capaces de transcender a nuestro producto y sus características y beneficios, y vivir junto a nuestro cliente una experiencia positiva e inolvidable, nos convertiremos en uno más, pasaremos a engrosar la lista de “olvidables”, seremos uno más del montón.

Cuando realizamos una visita de ventas, debemos tener muy presente que somos humanos, y nos dirigimos a humanos, con sus problemas, con sus sueños, con sus vidas más o menos complicadas, nos dirigimos a seres emocionales, nos tecnificamos y tecnificamos y así acabamos alejándonos de una característica intrínseca de nuestra especie, el sentimiento, el roce, el tacto, el olor, la empatía, el interés,las risas,la escucha activa, el aprecio,… 

Cuando nos centramos sólo en nosotros, sólo en nuestra presentación, cuando le damos el mayor peso de nuestra visita a nuestro producto o servicio, y no somos capaces de proporcionar experiencias placenteras a nuestros clientes, seremos máquinas, robots fríos con experiencias enlatadas que huelen a comercial de cursillo.

Ofrece experiencias y tendrás clientes de por vida, ofrece productos sólo y serás prescindible. El único que no es replicable eres tú, esfuérzate!.

Y hablando de experiencias, no te puedes perder la del 7 de Marzo.

Cedo a mi compañera Núria:

En este tercer post junto a Iosu ( @ilazcoz ) tras nuestro “ponle sal a la venta” y  el “supera el no” nos planteamos el ambicioso objetivo de “aterrizar” el concepto experiencia de cliente. Para ello nos cuestionamos; ¿Ofrecer una experiencia inolvidable al cliente, consiste en generar un vínculo con éste que va mucho más allá del producto o servicio que vendemos? ¿Deberíamos tener una meta clara en cada interacción con un cliente para que esto ocurra? ¿Cómo se traduce a la práctica?:

  •  Innovando. Pero innovando en relaciones. Busca sentir para comunicar, traza estrategias que conecten y persigue que en cada una de las interactuaciones con un cliente, éste viva algo inolvidable. Haz que el cliente viva lo que le estás contando.

 

  • Logrando agradecimiento. No busques únicamente la satisfacción de tus clientes, busca su agradecimiento. El agradecimiento genera fidelidad emocional. Un cliente agradecido es un cliente al que le has facilitado la vida y ese vínculo va mucho más allá de tu producto o servicio. Un cliente agradecido repetirá en su compra  y se convertirá en tu mejor prescriptor. ¿Lo mejor? el agradecimiento no es copiable.

 

  • Entrenando tu ingenio para sorprender al cliente. La sorpresa hace que aparezcan momentos positivos que facilitan las decisiones de compra de tu cliente. No se trata de que el producto o servicio sea la sorpresa en sí, sino que sean parte de ella.

 

Pongamos foco en innovar en nuestras relaciones comerciales para generar vínculos emocionales, tengamos como objetivo pasar de la satisfacción al agradecimiento del cliente y pasar del mero cumplimiento a la sorpresa.

 

¡Las posibilidades son prácticamente infinitas!

 

 

Compartir:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+

Feb, 11, 2015

  Ventas

0

SHARE THIS