6 Mitos de las vacaciones

 

La_Mar

 

Ahora que llegan las vacaciones, me gustaría reflexionar sobre una serie de mitos de obligado cumplimiento.

Empecemos

  1. Necesito irme de vacaciones para recargar pilas; esta frase es típica de alguien que está consumiendo recursos en un trabajo que no conecta con sus fortalezas personales. Si durante el trabajo no experimentas estados de “flow”, no esperes que 22 días de vacaciones te los proporcionen. Si delegas la recarga de todas tus baterías a la playa o el monte, estarás el resto del año mutilado y falto de fuerzas.
  2. En vacaciones es cuando más estados de disfrute experimento: Según Mihaly Csikszentmihalyi , en sus MME ( muestreo de la experiencia), es en el trabajo cuando más estados “Flow” experimenta el ser humano. El ocio que no supone ningún desafío a nuestras habilidades o competencias, es un ocio hueco, proporciona aburrimiento. Suena duro, pero es así.
  3. En vacaciones descanso ; con los hijos demandándote las 24 horas, con todos los preparativos del viaje de ida, de vuelta, con las aglomeraciones en las costas – ojo, hay quien busca 700 bañistas por m2 para plantar su toalla-, con todos esos ingredientes, es complicado encontrar momentos de relax y conexión con tus “momentos”.
  4. Seré feliz sólo si me voy de vacaciones; se convirtió en una obligación, en una señal de progreso. Delegamos toda nuestra felicidad a irnos de vacaciones, si no nos vamos nos deprimimos, y si nos vamos no las saboreamos en todo su jugo. La felicidad está en nuestro interior, es nuestra voluntad de disfrutar de “n” instantes de felicidad que se dan en nuestro día a día, y no sólo durante esos 22 días, sino en los 343 días restantes. Depender de elementos, a veces ajenos a nuestro control, es a menudo fuente de infelicidad y depresión.
  5. En vacaciones, debido a la convivencia, los matrimonios de deterioran; si no estás preparado para convivir con tu pareja, ¿para qué te has casado? ¿para qué vives con ella?. La convivencia no sólo desgasta sino que refuerza, el que aumenten los divorcios después de vacaciones, no es debido a ellas, sino a todo el acumulado de sinsabores previos que lleva esa pareja. Las parejas que son felices, les gustaría convivir no sólo 24 horas diarias, sino 30 si las hubiera. Necesitan vivir más de una vida con sus parejas, una no es suficiente. Estas parejas a través de la convivencia se refuerzan mutuamente, hablan mucho más entre ellas, y esta es una de las características de las relaciones longevas según los estudios de Jhon Gottman.
  6. Necesito unas vacaciones para reflexionar ; no digo que no sirvan para ello, pero si delegas tus reflexiones sólo a 22 días, estarás desperdiciando gran parte del año para iluminar tu camino. En multitud de ocasiones pensamos que en estos 22 días, vamos a encontrar el Santo Grial, sin embargo casi nunca encontramos el momento para hacerlo.

Con todo esto, os deseo amigos que disfrutéis de unas merecidas vacaciones, y que os den todo lo que necesitáis, que encontréis esos momentos para acariciar verbalmente y físicamente a vuestros seres queridos. Nos necesitamos el uno al otro, necesitan que les escuchemos, que les acariciemos, necesitan sentirse queridos, así que como dicen en EEUU

Delivering happiness its the wayI.L.

Nos vemos a mi vuelta, si podéis esperar claro ( smile, smile)

Un besazo!

Compartir:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+

SHARE THIS