10 Tips en ventas

mal

 

Siguiendo con  las ventas, esa profesión que tanto me ha dado, y tanto me dará, hoy te hablaré acerca de más factores , relacionados con el Lenguaje No Verbal, que son importantes que tengas en cuenta.

Empecemos :

Te relato algunos errores que he observado, en ferias y visitas, errores que se cometen con frecuencia y que es importante eliminar :

  1. Vestimenta; la regla más general, es que vistas adecuadamente respecto a la persona a la que visitas, a la empresa a la que pertenece, y al sector. Averigua cómo viste tu cliente, y ante la duda siempre una americana como mínimo. La corbata la dictará el tipo de visita que hagas. No vayas a visitar a un ganadero de una granja de 1000 cabezas, con zapatitos relucientes , traje y corbata. Lo primero que pensará es que eres de Hacienda, o Testigo de Jeová ( smile ), lo mismo que si visitas hostelería, y empiezas a visitar por la Calle Atocha de Madrid con la misma indumentaria. Estos dos casos, verídicos. Si escoges visitar el Ritz, no vayas de sport, el primer filtro ,después de mirarte de arriba a abajo con desprecio, te dará una “patada a seguir” de 40 yardas ( smile ).
  2. Escoge bien los colores y su correcta combinación; una vez observé que los vendedores de un vino nuevo, iban vestidos de enterradores, es decir, camisa negra, cuellos largos, y pantalones oscuros, y semblante serio, chulesco. No te regalaban una sonrisa ni por recomendación. Sólo les faltaba rodar el anuncio de Martini. ¿ Sabéis que los colores oscuros en venta, nos transmiten desconfianza y miedo ?. No pasemos por alto al cerebro que nunca duerme, el cerebro reptiliano. Ni que decir tiene, que los colores claros, azules claros, blancos, son los que más confianza transmiten. Luego hay algunos que necesitan unas clases urgentes de imagen y estética personal, para enseñarles unas cosas básicas, rayas y cuadros nunca, contrasta que si no pareces una cortina o una mesa camilla ( smile ). Ejemplo publicado este fin de semana; americana gris con rayas, camisa gris clara con rayas, y corbata a cuadros color claro = HORROR!! Ejemplo : Foto de encabezamiento.
  3. Mimetízate con tu cliente; erase una vez un vendedor que siempre llevaba coleta y un “piercing” en la nariz. Visitaba industrias del metal, a jefes de compras muy aseados y vestidos impecablemente. Su jefe de ventas le sugería una y otra vez, que dado que este tipo de clientes valoran mucho la indumentaria, se vistiera para ellos quitándose el “piercing” y cortándose la coleta. Puede parecer que eso es entrometerse en el espacio íntimo de nuestro vendedor, pero nada más lejos de la realidad. Como vendedor tenemos nuestra personalidad propia, pero a quien nos debemos es a nuestro cliente, nos vestimos por y para él. El vendedor accedió, y a las pocas semanas observó como sus ventas se incrementaron notablemente. Casos similares he tenido en mi equipo.
  4. Cuida tu aseo personal ; eso aunque parezca muy obvio, en ocasiones se descuida. Barba, olores corporales, aliento, manchas, zapatos sucios. Los zapatos son muy importantes, y hay muchos compradores masculinos y casi todas las féminas, escrutan a conciencia este pequeño detalle, bueno, en mi caso no, ya que calzo un 45 ( smile ). Conviene llevar en el coche remedios para todo esto; caramelos, paños para limpiar los zapatos, desodorante, colonia, y si tienes la oportunidad de cambiarte la camisa porque tienes visitas a la tarde, cambiatela. Las mujeres, por norma general, son muy exigentes en este aspecto, así que si tu compradora es una mujer, ya sabes lo que te toca. Tenía una cliente que le encantaba la colonia” Miyake” , así que cuando la visitaba, me echaba un poquito. El cliente se siente valorado, si piensas en ella, pensarás en su negocio.
  5. No te sientes antes de que llegue tu cliente; si te llevan a una sala de reuniones, no te sientes, si el cliente no te invita a hacerlo.
  6. Cuida tu material ; si tu empresa quiere transmitir seriedad, y reputación, no lleves a la vista un boli “BIC”. Si tu agenda muestra el cartón por las esquinas, tira la agenda. Si está sucia, tira la agenda, si abrirla implica enseñar tachones y garabatos, no la enseñes. A poder ser, lleva un maletín. Si es de colores claros, lleva el mantenimiento adecuado, si está hecho un cristo, tira el maletín aunque sea un regalo de tu mujer. Recuerda que te vistes por y para el cliente.
  7. Evita los gestos típicos; de “limpiar la mesa”, de interjecciones tipo, “aha”, “ya ya”,… Limítate a crear empatía con él asintiendo con tu cabeza, y realizando posturas corporales similares a las de tu cliente, pero una cosica: QUE NO SE TE NOTE.
  8. Anda firme, anda directo y sin balanceos. Si te balanceas y/o silvas al acercarte a tu cliente, transmites inseguridad y eso de traduce en desconfianza.
  9. La americana abrochada hasta que tu cliente entre por la puerta.
  10. Cuando vayas hacia el cliente, ni canturrees, ni silbes ni des muestras de inseguridad.
Vestirte para tu cliente se asocia con una mayor entrega .I.L.

Podría seguir, esto lo dejaremos para otros post.

Gracias por estar ahí.

Compartir:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+

Sep, 11, 2014

  Ventas

4

SHARE THIS